Monte Saint-Michel, una visita indispensable en Francia

Roberto Cabello

Conocer lugares históricos y emblemáticos es una de las mejores opciones para adentrarse en la cultura de cada país. Ver esas increíbles estructuras en persona que por fotos parecían fantasías es un sueño hecho realidad. Este monumento histórico del que hablaré en el presente artículo atrae la atención de millones de personas cada año.

El Monte Saint-Michel fue uno de los lugares más importantes de la civilización cristiana en la Edad Media, declarado Monumento histórico de Francia en el año 1862 y Patrimonio Mundial en 1979 por la Unesco, está situado en el mapa a tres horas y treinta minutos de París. Se encuentra en la región de Normandía en la frontera con Bretaña; sin duda alguna es uno de los puntos turísticos más visitados en Francia siendo así una referencia internacional.

Esta abadía fue construida en honor a san Miguel Arcángel que tuvo vigencia desde el siglo XI hasta el XVI. Actualmente se encuentra abierto al público para poder visitar y así conocer toda la historia como la impresionante estructura de esta isla fortificada. Te recomiendo leer mi artículo Aplicaciones para que tu viaje sea todo un éxito, será de gran ayuda en tus viajes.

Tuve la oportunidad de visitar el Monte Saint-Michel este verano con mi novia y tengo que mencionar que desde el primer momento que lo ves te deja boquiabierto. Es una obra de arte que se parece a los castillos de cuentos de ficción, pero la diferencia es que es real. 

¿Cómo llegar?

Si te estás preguntando ahora mismo cómo llegar al Monte Saint-Michel, es muy fácil. Si vas en automóvil (como fue mi caso) este lugar cuenta con un estacionamiento a las afueras y posteriormente se toma un autobús gratuito que te deja cerca de la entrada.

También, puedes ir caminando y tiene una duración aproximada de 45 minutos, así podrás apreciar de lleno el paisaje pasando por el puente peatonal que te conduce directamente a la entrada. 

A todos aquellos amantes de la fotografía es un lugar ideal, puesto que tiene muchos sitios para realizar excelentes fotos desde el primer momento que ves la estructura teniendo un gran espacio con naturaleza a su alrededor. Igualmente, estando adentro tendrás estrechas calles muy particulares. Las mejores horas para hacer fotos es en la mañana porque no habrá tantas personas como en la tarde. 

Mareas

Si vas a explorar los alrededores de este monumento histórico es recomendable consultar los horarios de las mareas con las respectivas fuentes oficiales antes de aventurarse. Así indica la Oficina de Turismo de Mont Saint-Michel Normandy (2020): “Es extremadamente peligroso aventurarse solo en la bahía, incluidos los alrededores inmediatos del Mont Saint-Michel. Los guías de cruce de la bahía ofrecen salidas durante todo el año”.

Una vez que te encuentras adentro podrás sentirte como si vivieras en la Edad Media, debido a que se conversa el estilo, literalmente es una pequeña ciudad con negocios, restaurantes y miradores.

Asimismo, tienes la opción de comprar un boleto de forma física como comprarlo por internet para conocer aún más la historia de este patrimonio y subir hasta tener las vistas más altas. Recomiendo comprarlo a través una plataforma electrónica oficial para evitar hacer largas filas con la intención de aprovechar aún más el tiempo.

En pocas palabras, es un recorrido que volveré a repetir, los impresionantes paisajes como toda la historia que se absorbe caminando en el Monte Saint-Michel son experiencias que quedarán para toda la vida. Por algo atrae a millones de personas cada año, espero que en algún momento puedas planificar y conocer este histórico lugar de Francia.

Roberto Cabello

Periodista y creador de contenido, ayudo a diferentes empresas en sus estrategias de Marketing Digital y Redes Sociales generando un mayor alcance al público objetivo.

Publicado por Roberto Cabello

Página web de viaje, fotografía y blog.

Deja un comentario